Hoy quería compartir uno de mis encargos, se trató de un retrato personalizado de un padre pensionado. Este retrato fue un regalo original y único de una hija para su padre en su nueva etapa como jubilado. 

La hija quería representar a su padre en un aula, explicando a sus alumnos en la pizarra todas las cosas que tenía planeadas en su nueva experiencia como pensionista, con un cartel con el nombre del instituto y con su nuevo uniforme para ir de viaje.

Lo más curioso de todo este encargo y algo que me hizo mucha ilusión fue descubrir que este director y profesor ¡me había dado clase! porque resultó que trabajó sus últimos años en mi instituto. Fue una coincidencia extraordinaria, porque además lo recordaba como un buen profesor. 

Los encargos de retratos pintados a mano tienen una libertad creativa que me encanta, porque las personas me cuentan sus ideas, así como los elementos que desean añadir, los fondos y escenarios y luego yo con mi visión puedo aportar mis propias ideas para construir con todos esos detalles una ilustración especial.

 

Retrato personalizado

Limpiar

50,00115,00

Lo mejor de un retrato personalizado ilustrado es que se trata de regalos diferentes y únicos que nadie más tendrá, con detalles pensados con cariño por familiares y amigos. Además, son pintados a mano utilizando técnicas como gouaches, acuarelas y lápices de colores.

Por otra parte, les invito a visitar mi tienda en Etsy, una plataforma para artesanos y artistas en la que podrán encontrar reseñas y comentarios sobre los diferentes encargos realizados: Paula Hurtado Ilustra

También me gustaría dejarles el enlace de mi blog de ilustración El bosque entintado.